LA SENDA DE LA FE


El Santo Padre Benedicto XVI ha proclamado un Año de la fe, que comenzará el próximo 11 de octubre. El Movimiento Familiar Cristiano, siguiendo las indicaciones de la Congregación para la doctrina de la fe, quiere aportar con este temario una ayuda eficaz  para “una renovada conversión al Señor Jesús y al redescubrimiento de la fe”.

Ese año será una ocasión propicia para que todos los fieles comprendan con mayor profundidad que el fundamento de la fe cristiana es «el encuentro con un acontecimiento, con una Persona, que da un nuevo horizonte a la vida y, con ello, una orientación decisiva». Fundada en el encuentro con Jesucristo resucitado, la fe podrá ser redescubierta integralmente y en todo su esplendor.  También en nuestros días la fe es un don que hay que volver a descubrir, cultivar y testimoniar.

Los  temas no son para prepararlos en un rato, con una lectura rápida y dando unas breves respuestas a las preguntas que plantean,  son profundos, aunque no difíciles de leer, su  lectura ha de hacerse con tranquilidad y con una meditación seria sobre los mismos,  os sugerimos no tener ninguna prisa, emplead dos reuniones, tres,  si es preciso,  tened alguna reunión de meditación sobre algún tema en particular  guiada por el consiliario, dedicad los retiros diocesanos del curso a su profundización , queremos que sirva para renovar de una forma eficaz nuestro Movimiento y no hay mejor forma, ni más válida que,  renovar la fe de cada persona, cada matrimonio y cada familia,  llevándola a un encuentro real con Cristo que es el que ha de cambiar nuestros corazones y nuestro estilo de vida.

Aunque sus preguntas o cuestiones para profundizar están formuladas individualmente,  no por ello tenemos que dejar nuestra metodología: leamos el tema cada uno, tranquilamente, contestemos a las preguntas personalmente y después pongámoslo en común el matrimonio, ¿hay mejor forma de conocer el  corazón del marido o la mujer que ver  lo que siente ante la presencia del Señor?  

Posteriormente llevaremos todo esto a nuestro equipo donde todos nos enriqueceremos con lo que sienten los demás y nos sentiremos iluminados con la palabra del consiliario.

Seguir esta metodología es mantener las raíces de nuestro Movimiento, es la forma de crecer en nuestro matrimonio y junto a nuestro equipo.

Agradecemos muy sinceramente a don Juan Antonio Paredes la elaboración de este temario, esperando, con la ayuda del Señor, alcanzar los objetivos propuestos.

Creemos que con esta publicación el MFC responde a la llamada de la Congregación para la Doctrina de la fe que al convocar, por indicación de Benedicto XVI,  el Año de la fe decía:Las Asociaciones y los Movimientos eclesiales están invitados a hacerse promotores de iniciativas que, mediante la contribución del propio carisma, se incorporen al gran evento del Año de la fe. Las nuevas Comunidades y Movimientos eclesiales, en modo creativo y generoso, encontrarán los medios más eficaces para ofrecer su testimonio de fe al servicio de la Iglesia”.